967 21 26 94 / 699 997 111
funerarialanuevaab@gmail.com
C/ La Cruz, 8, bajo, 02001, Albacete.

Servicios funerarios: cómo se hacen las coronas funerarias 11 diciembre, 2015

Servicio de atención en el crematorio y tanatorio, lápidas, coronas fúnebres, atención psicológica y asesoría legal.

Servicio de atención en el crematorio y tanatorio, lápidas, coronas fúnebres, atención psicológica y asesoría legal. Son algunos de los servicios que prestan, en la actualidad, los servicios funerarios. La mayoría de ellos son conocidos por nosotros, pero no sabemos mucho acerca de ellos y datos curiosos que, seguro, que te gustará conocer, como, por ejemplo, cómo se hacen las coronas funerarias. Las hay de todo tipo y sirven para rendir homenaje a nuestro ser querido. Se preparan al gusto de quien las encarga. Normalmente, siguiendo los gustos del finado. Pero, aparte de esto, la corona fúnebre está llena de simbolismo.

Flores para el adiós

Popularmente, asociamos las flores con eventos alegres. Pero las flores, símbolo de vida y juventud, no solamente son protagonistas de actos alegres, sino que también hay profesionales que se esmeran preparado elementos decorativos de flores pensados para quienes ya no están. Frescura y aroma se mezclan en estos arreglos florales. Hasta aquí, todo normal. Pero estos arreglos florales tienen un doble mensaje claro. Por un lado, homenajean al difunto, con la gratitud de quienes han compartido con él su vida terrena. Por otro lado, son un símbolo, para quienes nos quedamos aquí, de que todo es finito y, sin embargo, existe la esperanza de un renacer.

Cómo se preparan las coronas funerarias

Para fabricar una corona fúnebre, lo primero es escoger las flores que han pedido los familiares o amigos del difunto. Se prefieren siempre flores frescas, ya que son más fáciles de manipular y, además, acompañan con su aroma y textura.

La forma redonda o circular de la corona nos recuerda que todo es uno, sin principio ni fin, y que todos nacemos, vivimos y morimos. Esa característica forma se consigue mediante unos aros. Estos aros pueden ser de muchos materiales, tales como la gomaespuma o esponja. En este último caso, se echa en agua para que se infle.

Se organizan las flores y se les va cortando el tallo. Dejaremos unas flores de unos 10-15 cm, que podremos poner, fácilmente, en la zona exterior de la corona. Los tallos se introducen en la gomaespuma o esponja y cubrirán todo el aro. El aro se humedece para mantener la frescura de las flores.

Finalmente, se coloca el lazo con la leyenda o el mensaje que dedicamos al difunto. En esta cinta, se imprime el texto deseado.

Las coronas funerarias se elaboran en diferentes países y cada tiene sus peculiaridades y costumbres particulares.

Aunque cada persona puede decidir qué flores quiere para regalar a su ser querido, las flores más habituales son los claveles, las margaritas, los gladiolos, los lirios, los nardos y los tulipanes. Además, por supuesto, de las rosas, las grandes preferidas para adornar las coronas funerarias.